Publicidad humanista

Visto 13 veces
0


¿De donde surge el término publicidad humanista?

Cada vez es más evidente el cambio de era que estamos viviendo. El mundo como lo conociamos hace unos años ya no es el que era. Los valores sociales han cambiado, el ser humano es cada vez más consciente de su papel en un mundo donde aprender a convivir en su entorno como una especie más.

En el ámbito empresarial este ideal arraiga cada vez con más fuerza, debido a esa conciencia social sobre una convivencia en comunión con la naturaleza. Para ello es necesario un cambio cultural de una embergadura nunca antes vista, que poco a poco va tomando forma en diferentes áreas, como los hábitos alimenticios, la inclusión social, el respeto hacia los animales, la apuesta por las energías limpias y renovables, etc…

publicidad humanista

La publicidad, como recurso de comunicación, juega un papel muy importante para que ese cambió cultural se impulse con más fuerza y ayude a acelerar el proceso. Es necesario resaltar el término “Publicidad humanista” frente a la publicidad convencional, la tradicional, la que solo busca influir en la percepción y toma de decisiones de su audiencia para el beneficio propio, eludiendo cualquier responsabilidad social y los medios utilizados para ello.

La publicidad humanista no es una novedad

Si has leido algunos artículos en el blog sobre publicidad habrás podido comprobar que muchas veces cuestiono el uso de ciertos recursos para cumplir los objetivos de marketing. Para algunos puede extrañar este posicionamiento. Es como se suele decir popularmente “Echar piedras sobre mi propio tejado”.

A lo largo de los años he podido leer libros y artículos que se acercan más a este posicionamiento sobre la publicidad humanista, algunos no mencionan este termino específicamente (Humanoffon – Andy Stalman) (Empieza con el porqué – Simon Sinek), otros especializados en otras áreas (Economía humanista – Jose Luis Sampedro).

Preocupémonos más por dar un valor social a nuestro trabajo diario, más que por conseguir el éxito. El éxito vendrá sin darnos cuenta, por sí solo.

Al leer esta documentación siento más urgente la necesidad de dar un dar un giro de 180 grados a la forma de hacer publicidad, una publicidad más responsable con la sociedad, siendo conscientes de lo que podemos dar, pero también del daño que podemos generar si solo nos centramos en objetivos puramente económicos. Se trata de priorizar la calidad del trabajo y el servicio al cliente por encima de cualquier interés lucrativo.

¿Qué es la publicidad humanista?

Sin engaño, sin falsas promesas, sin despertar emociones nocivas y con mensajes creíbles que despiertan la curiosidad del gran público.

Uno de los pioneros de esta publicidad humanista fue Leo Burnett, consiguiendo implantar una filosofía innovadora y humilde. En él, invitaba a sus empleados a quitar su nombre de la puerta el día que “pasasen más tiempo intentando ganar dinero y menos tiempo haciendo Publicidad, nuestra Publicidad”.

La publicidad humanista busca anteponer valores sostenibles con el entorno, al beneficio financiero, poner en valor el beneficio que el servicio o producto aporta a la sociedad más que el mero producto en si. La publicidad humanista va de la mano con aquellas empresas que saben cual es su propósito con el mundo, su porqué. Busca alternativas ecológicas minimizando su impacto en el entorno, como el uso de materiales sostenibles.

¿Porqué es necesaria la publicidad humanista?

La necesidad del cambio social por uno más humano

El marketing, al igual que el arte, ha tenido que obedecer a su contexto social y en una sociedad que comienza a despertar su conciencia en relación con el planeta es necesario para las marcas dar un giro de 180 grados y no preocuparse tanto por el número de ventas de forma directa y más por su implicación en este cambio social que estamos viviendo.

publicidad humanista

En la feroz lucha capitalista, el humanismo se está abriendo paso y, aunque puedan parecer 2 terminos opuestos, hay marcas que son conscientes de la necesidad hacia ese cambio y están comprobando los beneficios que genera. Es triste tener que llegar a este punto extremo para que las empresas tomen ese rumbo necesario para la humanidad.

Para garantizar la supervivencia de la marca, esta debe replantear su posicionamiento, pero si este cambio queda en un movimiento superficial y no es un cambio real, comprometidos y consciente de su necesidad en los tiempos que corren, ese nuevo posicionamiento de marca tendrá los días contados. La transparencia y la honestidad forman parte de la publicidad humanista.

GD Star Rating
loading...
Buscar artículos por:
Categoría/s: Opinion

Comentarios

Aún no hay comentarios. Se el primero en dejar tu opinión sobre este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Al comentar aceptas nuestra política de privacidad y política de cookies

Entradas relacionadas