El uso ético y legítimo de la IA en arte digital

Visto 81 veces
0
5 min.

En los últimos años los avances en inteligencia artificial ha sido increíbles. El ámbito laboral se verá fuertemente sacudido por nuevas herramientas digitales que cambiará nuestra forma de encarar los proyectos.

Hace poco vimos como la inteligencia artificial irrumpía en el terreno del arte conceptual, creando imágenes de la nada, con solo introducir un pequeño texto descriptivo (lo que se conoce más técnicamente como «prompt») de lo que queremos generar y en segundos tenemos a nuestra disposición una serie de propuestas realmente convincentes.

Con el auge de esta nueva tecnología se ha abierto un debate muy interesante en la comunidad de artistas digitales, sobre su legitimidad (ética y legal) que ha suscitado una serie de movimientos y declaraciones de personalidades influyentes en el sector, posicionándose tanto a favor como en contra de unas herramientas que nos guste o no, serán parte del ecosistema digital en los próximos años. Lo que aún está por ver es el alcance real que tendrá y su regulación legal.

«La IA puede procesar información pero no puede dibujar. No puede capturar un sentimiento, un semblante o la suavidad de un rostro humano»

Guillermo del Toro

¿Son legítimas?

Desde un punto de vista legal es posible hacer uso de las imágenes generadas con inteligencia artificial sin tener futuros problemas por derechos de autor, ya que nadie es dueño de la creación de dicha imagen.

Según explica la OMPI (Organización Mundial de Propiedad Intelectual), las leyes del copyright establecen que solo una persona puede ser autor de una obra creativa. Una IA no puede ser considerada autor. Y por tanto no hay infracción. Actualmente son tratadas como imágenes libre de licencias. El usuario que interviene en su creación es un simple peón que interviene en el proceso introduciendo un prompt, pero no le hace propietario de nada… de momento.

La inteligencia artificial aplicada al arte digital ha abierto una nueva puerta en el terreno legal que aún tiene mucho que legislar, como en su día fueron las licencias Creative Commons.

IA arte digital

Desde un punto de vista ético tenemos las 2 caras de una misma moneda, tanto los que están a favor de estas herramientas y las incluyen en su flujo de trabajo, como los detractores que se sienten amenazados y desplazados por una máquinas que en cierto modo generan imágenes gracias al trabajo de cientos de artistas digitales sin su consentimiento.

Como hemos comentado anteriormente, es un terreno que aún queda mucho por legislar. La inteligencia artificial ha abierto un sin fin de posibilidades que aún no podemos siquiera vislumbrar, pero que tendrá que ser regulado.

Detractores de la IA en el arte digital

El movimiento NO TO AI

Desde que una imagen generada con MidJourney ganó un concurso de arte han sido muchos los que han clamado al cielo sobre el uso de la IA en el arte digital y la necesidad de adaptar las leyes y las reglas del juego para no ser víctimas de engaños o fraudes.

Not to AI - Artstation

Artstation es una conocida comunidad de artistas digitales en la que sus usuarios han comenzado una serie de campañas de protesta contra el uso de la IA en su plataforma, exigiendo la retirada de obras creadas con estas herramientas.

Artstation por su parte ha respondido que tomará medidas en el asunto, para que los usuarios que suban sus obras sean más transparentes en su proceso de creación y de esta forma identificar si ha sido generada por IA o no.

Además implantará una opción para que el usuario pueda elegir si su obra entra a formar parte de la base de datos que usan las IA para hacer su trabajo.

Artistas reconocidos

También hemos podido ver declaraciones de artistas reconocidos a nivel mundial sobre el uso de la IA como el caso de Hayao Miyazaki, el cofundador de Studio Ghibli, un claro detractor de la IA artística o de Guillermo del Toro, autor del remake stop-motion de Pinoccho desarrollada con un nivel de artesanía que se opone de forma directa a la animación generada a través de sistemas informáticos «La IA puede procesar información pero no puede dibujar. No puede capturar un sentimiento, un semblante o la suavidad de un rostro humano».

Defensores de la IA en el arte digital

Por otro lado el estudio &Walsh ha sabido adaptar la inteligencia artificial y ha usado DALL-E en el proyecto de branding Isodope, para la creación de imágenes, iconos y tipografía. Es un claro ejemplo de acoger los cambios con positividad y ver la posibilidades que ofrece este tipo de innovaciones en lugar de dar la espalda.

Aunque hay que tener en cuenta que el proyecto Isodope no es un proyecto de arte digital puro y duro, es un proyecto de creación y desarrollo de marca que hace uso de la IA para agilizar el proceso y crear imágenes que de otro modo sería más costoso.

Conclusión

Personalmente creo que la IA puede ser una buena oportunidad para ampliar puntos de vista y posibilidades, por lo que deberíamos mostrar empatía hacia lo que está por venir y aprender sobre ello, en lugar de defenderse.

Con el paso del tiempo estas herramientas irán perfeccionando su algoritmo y aparecerán otras muchas en diferentes áreas con las que tendremos que convivir, especialmente en el terreno laboral. Lo que para muchos es una oportunidad otros lo ven como una amenaza, despertando cierta incertidumbre en su carrera profesional.

¿En qué lado estás?

GD Star Rating
loading...
Buscar artículos por: , ,
Categoría/s: Arte digital Opinion

Comentarios

Aún no hay comentarios. Se el primero en dejar tu opinión sobre este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Al comentar aceptas nuestra política de privacidad y política de cookies

Entradas relacionadas